“Viajar te abre la mente, pero un viaje solidario te cambia la vida”

Actualizado: may 26

Con este post queremos presentaros a la ONG con la que realizamos los viajes solidarios en Bolleras Viajeras. Hace mucho tiempo que empezó a cambiar la forma de ver los viajes, transformándose a experiencias y vivencias que puedan dejar huella, tanto en nosotras mismas como en los demás y, a la vez, “sin dejar huella” en el planeta.


En https://www.bollerasviajeras.com/viajes-solidarios te ofrecemos todos los proyectos que tiene Tumaini repartidos por Asia, África y Latinoamérica. Y en este artículo, su fundadora, Mónica Herreras, nos cuenta un poco más sobre la esencia de los viajes solidarios y su historia.


Impartir clases a refugiados tibetanos en India, aprender acerca de la problemática de los elefantes en Tailandia o Camboya, realizar talleres con niños y niñas en riesgo de exclusión en Cabo Verde… existen muchas maneras de vivir unas vacaciones diferentes este verano.


Esta pequeña ONG ofrece viajes solidarios desde el año 2013. Trabaja entre otros objetivos para empoderar a pequeños proyectos en países del Sur y para sensibilizar sobre temas sociales y medioambientales y una de las formas que utilizan para sensibilizar son los viajes solidarios.


Ante la multitud de proyectos, una de las acciones más importantes es asesorar a cada voluntaria sobre cuál es el destino más adecuado a su perfil y ofrece formación sobre cómo viajar de forma sostenible.


"Sentimos que cada vez hay más conciencia de que otra forma de viajar es posible", explica Mónica. "Uno de nuestros objetivos es sensibilizar sobre el papel del turismo como herramienta para un crecimiento económico inclusivo y sostenible, para la protección ambiental, la difusión de valores culturales y para la diversidad. Los viajes solidarios forman parte del Turismo Sostenible, ya que fomentan el intercambio cultural, el acercamiento a problemáticas sociales, el consumo local y sostenible y la protección del medio ambiente".

Haciendo un viaje solidario, las voluntarias contribuyen a que pequeños proyectos locales sigan adelante. Las viajeras dedican unas horas al día a colaborar en tareas como: clases de apoyo escolar, talleres artísticos, cuidado de animales, agricultura orgánica, etc. Cualquier persona, sea cual sea su perfil, edad o experiencia, puede hacer su aportación. Además, en la mayoría de los casos, las personas voluntarias se alojan en el mismo proyecto, por lo que también contribuyen a que sea autosuficiente. La mayoría de personas coincide en que quien más gana en este tipo de experiencias son las mismas voluntarias. En los ocho años de vida de Tumaini, la organización ha podido ver muchos ejemplos de este fenómeno. “Al terminar sus viajes, las voluntarias nos suelen contar lo mucho que han aprendido, cómo se han sensibilizado sobre problemáticas que antes ni siquiera conocían. Regresan con valiosas experiencias y muchos aprendizajes”, explica Mónica.

“Viajar te abre la mente, pero un viaje solidario te cambia la vida”, afirma la responsable de proyectos de Tumaini. Otras viajeras se “enganchan” a la experiencia y repiten. “Muchas personas deciden viajar a un destino nuevo y realizar, así, tareas diferentes”, añade Mónica.


¡Esperamos que os haya gustado el post!


¡Gracias por leernos, viajeras!


https://www.bollerasviajeras.com/viajes-solidarios

https://viajestumaini.org/